Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar
Tu carrito
Total artículos:
¿Tienes un cupón de descuento?
Pago total
Confirmar pedido
15 días para cambiar o devolver tu compra después de la entrega
Tu transacción es segura. Utilizamos la última tecnología para proteger tu seguridad y mantener tu privacidad.
Iniciar sesión

Vallfirest participará en el programa de investigación e innovación en emergencias de la Unión Europea

Un proyecto de investigación e innovación para en el marco de Horizon 2020, el mayor programa de investigación e innovación en la Unión Europea

 

Los dos principales riesgos que enfrentan los bomberos forestales en operativos de extinción y que tienen una afectación inmediata sobre su salud, son los golpes de calor y el envenenamiento por exposición a Monóxido de Carbono, un contaminante inoloro, incoloro, inaudible e imposible de eliminar. 

Sus afectaciones varian desde leves dolores de cabeza, náuseas, vómitos, fatiga y dificultad de concentración (en niveles bajos), dolores de cabeza severos, mareos, pérdida de la percepción del entorno, taquicárdias y visión de túnel (en niveles medios), pérdida del conocimiento, convulsiones, fallo cardíaco o la muerte (en niveles altos).

Los sensores que existen en la actualidad han sido desarrollados para detectar los niveles de contaminación ambiental, principalmente en espacios industriales. Vallfirest está desarrollando un kit sensor de uso individual que transmita información en tiempo real, atendiendo a un triple objetivo:

  • Efectuar mediciones de los niveles de concentración de CO y los tiempos de exposición (recogida de datos para su posterior estudio y análisis en centros de investigación).
  • Informar al personal y a los centros de mando del estado de cada combatiente (emitiendo señales de alerta cuando sea preciso, para su inmediata retirada, evitando que se produzcan niveles de exposición peligrosos).
  • Establecer protocolos de protección y rotación del personal trabajando en emergencias para evitar riesgos y accidentes.

 

Estos dispositivos, que se incorporarán a los EPIs, serán capaces de detectar los niveles de concentración de CO y el tiempo de exposición (para permitir el cálculo estimado de COHb -Carboxyhemoglobina- en sangre), así como la temperatura corporal, los niveles de humedad y el ritmo cardíaco para el control de golpes de calor. La transmisión de datos se producirá en tiempo real por vía terrestre o satelital a los centros de mando. 

 

Gracias a la concepción de estos equipos, la empresa Vallfirest ha sido seleccionada para participar en el proyecto RESPOND-A, una iniciativa de la Unión Europea que promueve la investigación e innovación, para el desarrollo de equipos que incrementen la seguridad del personal de emergencias.