Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar
Tu carrito
Total artículos:
¿Tienes un cupón de descuento?
Pago total
Confirmar pedido
15 días para cambiar o devolver tu compra después de la entrega
Tu transacción es segura. Utilizamos la última tecnología para proteger tu seguridad y mantener tu privacidad.
Iniciar sesión

Equipos de protección respiratoria para incendios forestales

Conversación entre Sergi Pareja y Ángelo Lorenzo

 

A.L: ¿A qué riesgos laborales estamos expuestos los bomberos forestales?

S.P: Los bomberos forestales tenéis los mismos riesgos que un soldador, porque estáis expuestos a metales pesados, los mismos riesgos que un forense, porque trabajáis con materiales orgánicos, quizás con animales muertos; os enfrentáis a los mismos peligros que un leñador, por la exposición a formaldehído, que un fundidor, en cuanto a estrés térmico. Vuestro riesgo es comparable al de un militar por la exposición a amenazas biológicas, al de un mecánico, por el trabajo con maquinaria pesada y herramientas, o al de un minero… 

 

¿Cómo elegimos un buen respirador?

A.L: Estos días se ha hablado mucho de tipos de filtros de las máscaras: FFP1, FFP2, FFP3… ¿Cómo elegimos un buen respirador?

S.P: Los equipos de protección respiratoria no protegen por la calidad del filtro sino por la capacidad de aislarnos del peligro: el sellado es lo que marca la diferencia.

 

A.L: ¿Qué evolución has percibido en el sellado?

S.P: Por desgracia no son los que están llegando para hacer frente al COVID 19 de Asia, que es producto de primer precio, pero los respiradores que se fabrican para uso intensivo como el de bombero, se están diseñando para su ajuste en hasta 8.000 rostros diferentes, que abarcan mujeres y hombres, de entre 16 y 70 años, caucásicos, afrodescendientes, asiáticos, indios, etc. La campana de Gauss de ajuste es importante. Siempre tendremos un percentil 3 superior e inferior a quienes no servirá. Pero los fabricantes responsables están dedicando grandes esfuerzos al reconocimiento facial, y no solo a la ergonomía sino a la antropometría, para que el respirador ajuste con garantía.

 

A.L: ¿En qué zonas dan más problemas de permeabilidad las máscaras?

S.P: Por lo general suelen cerrar peor por la parte de los alveolos de la nariz y sobre las mejillas. Cuando el sellado no es correcto se produce una fuga de vapor de agua y dióxido de carbono hacia la parte superior y eso hace que se empañen las gafas.

 

A.L: Claro. Los bomberos forestales no estamos precisamente sentados en una mesa. Por las características de nuestro trabajo, transpiramos mucho, el vapor nos puede empañar las gafas, y eso es muy molesto, en el peor de los casos puede llegar a impedir la visión y hacer que el combatiente decida quitarse la máscara para acabar el trabajo.

S.P: Es un grave error. Los EPIs están catalogados en 3 categorías: riesgos leves, riesgos severos o peligro para la vida. La protección ocular se considera categoría 2; perder un ojo es grave, pero no te quita la vida. La protección respiratoria está en la categoría 3. A veces no nos damos cuenta, porque sucede a medio o largo plazo, pero su negligencia tiene consecuencias fatales.

 

A.L: ¿Cómo podemos protegernos sin perder confort? ¿Las máscaras con gafas integradas que se usan en incendios estructurales servirían?

S.P: La mecanización es crítica. No debemos exponer a las personas, sobre todo si no están debidamente protegidas con equipos respiratorios. Cuando el estrés respiratorio aumenta, el rendimiento es menor. Tu te pones un respirador y por baja resistencia respiratoria que tenga, por bajos que sean los Pascals de resistencia respiratoria que tenga en el flujo, inmediatamente va a aumentar tu ritmo cardíaco, alcanzando límites de hasta 140 pulsaciones. Eso hará incrementar tu respiración entorno a un 10-15%. Si pones un sellado facial completo, la cantidad de monóxido de carbono y vapor de agua que generes al respirar, se va a quedar dentro del respirador, y lo que debería ser un 21% de oxígeno dentro se va a ir reduciendo. Y va a bajar, del 21 al 20, al 19 y cuando llegue al 18 te vas a quitar el respirador porque tu propio dióxido de carbono te va a envenenar, te dolerá la cabeza, te dará mareo y nauseas. Por eso, para incendio forestal lo óptimo seria diseñar un equipo de respiración que tenga baja resistencia respiratoria. Un respirador de medio rostro de silicona o de termoplástico que en vez de tener dos filtros, tenga un solo filtro y dos válvulas de exhalación, para que el dióxido de carbono, a menor presión, salga más rápidamente del respirador. Este tipo de soluciones son las que deben contemplarse. Pero la verdadera protección, será alejar a los bomberos forestales de la exposición directa y continuada mediante la mecanización.

 

A.L: ¿Un consejo?

S.P: Afeitaros. El mayor enemigo de los bomberos forestales son las tres haches: hípsters, heavies y hippies. Para una buena adherencia, es imprescindible llevar el rostro bien rasurado. Estamos frente a riesgos severos. Vivir con deficiencia respiratoria a los sesenta o setenta años no es una vida de calidad.

 

A.L: ¿Qué tipos de filtros o máscaras deberíamos utilizar?

S.P: Los filtros FFP2 deberían estar prohibidos para trabajar en incendio forestal. La protección mínima requerida debería ser FFP3. Los bomberos forestales os enfrentáis a gases, vapores orgánicos e inorgánicos, aminas, formaldehído, vapor de mercurio, humos, nieblas y nanopartículas, que son grandes desconocidas. Los FFP3, no son infalibles, no te protegerán frente a gases, por ejemplo, pero las fugas hacia el interior son del 1%, frente a los FFP2, que tienen fugas del 6%.

 

A.L: ¿El siguiente escalafón?

S.P: La media máscara. Los filtros que algunos llaman de celulosa y que básicamente el material filtrante es un polipropileno electrostático, lo que hace es captar las partículas por imantación. En cambio un filtro, colocado en una media máscara, es un filtro absoluto, un filtro EPA como el que puede haber en los aparatos de aire acondicionado o en los aspiradores, con un grado de filtración que puede llegar a ser del 99,92%. Quiere decir que si está bien sellado, el factor nominal de protección se va de los 50 que tiene un P3 (pensad que un P2 tiene 12) a 200. Estamos hablando de muy buena calidad de protección. Actualmente existen máscaras que llevan filtros P3 absolutos desechables, con esas nunca estaremos expuestos. Sabremos que el filtro está colapsado cuando se produzca una resistencia al respirar, en ese momento habrá que cambiarlo, pero los contaminantes filtrados nunca llegarán dentro. Es el caso de la Xtreme Mask , que además, permite estar haciendo un trabajo de combate con humo llevando un P3 y cambiarlo para ir a hacer una función de remate donde vas a tener orgánicos, donde vas a tener combustión lenta, parcial o incompleta, que te expondrá a formaldehído y monóxido. Ahí vas a necesitar un filtro de carbón activado. El potencial de esta media máscara es la posibilidad de utilizar distintos tipos de filtros, incluso filtros combinados. La Xtreme Mask ofrece máxima versatilidad, se adapta perfectamente a todo tipo de trabajos de extinción en incendio forestal.

 

A.L: ¿Cómo sabemos cuándo elegir un filtro u otro?

S.P: Para trabajos con particulados sugiero utilizar simplemente un FFP3. Es liviano, muy resistente térmicamente y nos permitirá trabajar confortablemente. Es el mismo filtro que podría utilizar el ejército en caso de NBQ (nuclear, bacteriológico o químico). Si vamos a estar expuestos a gases, vapores debes substituirlo por un filtro combinado, que va a llevar una tapa de carbón y un P3 siempre delante, para mejorar la vida útil y proteger frente a partículas y nanopartículas de hasta 0,4 micras.

  

A.L: Filtro FFP3, media máscara... ¿Cual es el siguiente paso?

S.P: El siguiente paso es protegerse contra el monóxido de carbono. No es un gas que puedas filtrar con carbono activado, con los métodos clásicos, que no son muy pesados y son más o menos económicos. Hay que disociarlo y para ello se necesita un catalizador, como nos orienta la industria automovilística o la minería. Pero un catalizador es caro y pesado. Por ello, en situación de riesgo por monóxido de carbono, si la mecanización no es posible, utilizar una media máscara con una conexión que permita llevar un catalizador en una mochila puede ser una solución eficaz. En Vallfirest estamos trabajando en un dispositivo disruptivo para este tipo de situación. El único respirador de emergencia del mundo creado específicamente para incendios forestales. Y estará disponible muy pronto, este año. Hablamos de la Xtreme K.

A.L: ¿Y el máximo nivel de protección serían las botellas de oxígeno?

S.P: Los ERA. Presión positiva. Productos que ofrecen un completo aislamiento. Su punto negativo seria la usabilidad, puesto que necesitan retimbrado y mantenimiento. 

 

A.L: ¿La higiene de los vehículos influye también en la contaminación? Todo ese barro y cenizas que subimos con las botas y los equipos al camión, ¿nos siguen contaminando tras el incendio?

S.P: Si no contamina por inhalación, entrará por el sistema tegumentario (la piel) que es poroso y absorbe este tipo de particularidades que son cancerígenas. Por ello es muy importante tomar consciencia y protegerse. Lavar bien los coches y descontaminar y proteger la piel. Es otra de las líneas de trabajo que estamos desarrollando en Vallfirest, por lo pronto, con la distribución de toallitas descontaminantes De-Wipe y ropa termoregulable Armadillo Merino.    

 

A.L: ¿Es posible cambiar estas dinámicas? ¿Estamos a tiempo de educar a los bomberos para que aprendan a cuidarse?

S.P: ¡Por supuesto! Con el Covid-19 hemos aprendido todos a lavarnos las manos maravillosamente. Es hora de que hagamos lo propio en incendios forestales y aboguemos por la protección respiratoria y tegumentaria. Es una inversión en salud.

 

No te pierdas esta y otras mágnifcas entrevistas en el canal de Youtube de Extremadura Fire

Puedes ver la entrevista completa aquí: