Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar
Tu carrito
Total artículos:
¿Tienes un cupón de descuento?
Pago total
Confirmar pedido
15 días para cambiar o devolver tu compra después de la entrega
Tu transacción es segura. Utilizamos la última tecnología para proteger tu seguridad y mantener tu privacidad.
Iniciar sesión

Los contaminantes de los incendios forestales y sus efectos sobre la piel

Hablamos con el Doctor Sánchez Viera, dermatólogo experto en protección de la piel frente a contaminantes medioambientales

Conocimos al doctor Miguel Sánchez Viera, dermatólogo y director del INSTITUTO  DE DERMATOLOGÍA INTEGRAL de Madrid, a través de un estudio que publicó sobre los efectos de la contaminación en la piel. Los bomberos forestales están expuestos a una infinidad de contaminantes. Recientemente encontramos una gráfica en redes sociales que expone de forma muy clara y visual los peligros que enfrentan, más allá de las quemaduras y el riesgo inmediato que pueden suponer las situaciones de emergencia en los operativos de extinción. 

 

 

vft: Doctor, ¿qué consecuencias tiene la exposición continuada a la polución ambiental?

Dr. S.V: Antes de responder a esa pregunta, deberíamos definir qué es lo que consideramos polución ambiental.

vft: Retrocedamos entonces.

Dr. S.V: Cuando nos referimos a polución ambiental estamos hablando de la generada por el tráfico, las calefacciones, la incineración de residuos y basura, las instalaciones industriales, herbicidas y pesticidas, el ozono y por supuesto los incendios forestales. También hay que incluir en este apartado la provocada por agentes que se pueden encontrar en interiores: disolventes, pinturas, productos de limpieza, y el humo del tabaco, de las cocinas y de las barbacoas.

La contaminación ambiental está formada por micropartículas. Por ello, tienen capacidad de penetrar nuestro organismo tanto por la respiración, llegando al torrente sanguíneo y depositándose en las capas más profundas de la piel, como a través de las capas más superficiales de la piel, acumulándose de forma imperceptible. 

vft:  Y ¿qué patologías derivan de su contacto directo con la piel? ¿Los dermatólogos han podido constatar sus perjuicios mediante casos prácticos?   

Dr. S.V: En aquellos lugares donde la contaminación ambiental es mayor, sobretodo en climas secos, como los de las ciudades de interior, hay una mayor prevalencia de pacientes con acné, así como un empeoramiento de los síntomas de la psoriasis, dermatitis atópica y de los eccemas. La exposición continuada a la polución ambiental tiene por consecuencia el desarrollo y empeoramiento de enfermedades inflamatorias de la piel y su envejecimiento prematuro.

 

vft: A parte de empeorar dolencias dermatológicas como las que ha mencionado, y provocar un deterioro estético, ¿la contaminación tiene efectos más profundos sobre la piel? 

Dr. S.V: Otro posible efecto negativo se produciría cuando la piel se somete a la radiación ultravioleta del sol. El daño que la contaminación realiza sobre la piel sumado al que realiza la radiación ultravioleta podría incrementar el riesgo de cáncer de piel. Sin embargo, son necesarios más estudios para demostrar esta asociación. Por este motivo, los dermatólogos recomendamos que se utilice fotoprotector siempre, ya se esté en la ciudad, en la playa o en la montaña, y ya sea invierno o verano. Las personas que viven en grandes ciudades con altos niveles de polución, como Madrid o Barcelona, o aquellas que por su profesión están constantemente expuestas a elementos contaminantes, deberían usar protector solar a diario.

La contaminación ambiental también podría alterar la microbiota de la piel.

vft: ¿Algo así como cambiar "el PH de la flora cutánea"?

Dr. S.V: La microbiota de la piel son el conjunto de bacterias y microorganismos que viven en nuestra piel ayudándola a proteger al organismo de las agresiones externas. Juegan un papel importante en la apariencia de la piel, pero también contribuyen a la producción de vitaminas, hormonas y sustancias químicas que pueden influir en su estado de ánimo, su metabolismo y hasta en su sistema inmunológico. Cuando se produce una alteración pueden producirse enfermedades inflamatorias de la piel como la psoriasis o la dermatitis atópica, deshidratación cutánea e, incluso, una menor protección de la piel frente a los rayos ultravioleta. 

vft: Eso mismo se deduce del informe ' NTP 336, Absorción de sustancias químicas por la piel' publicado por el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo). En él se expone que muchos detergentes son capaces de alterar la piel provocando un aumento de su permeabilidad a las sustancias químicas. Otros datos de interés que aparecen en el documento subrayan que la capacidad de absorción de la piel es diferente según la parte del cuerpo expuesta y que el tiempo de permeabilidad varia en función de la composición del agente contaminante. En general se absorben más las sustancias liposolubles. ¿Cuáles son los peores contaminantes para la piel?

Dr. S.V: Los contaminantes que más agreden la piel los encontramos no sólo en el exterior, sino incluso en el interior de los hogares. Entre ellos están: el monóxido de carbono; el dióxido de nitrógeno; el ozono; los metales pesados; las dioxinas; los hidrocarbonos poliaromáticos; y compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles. Otros contaminantes que perjudican la piel son los herbicidas y pesticidas, los disolventes, la pintura y los productos de limpieza. 

 

 

vft: Casi todas las sustancias que ha mencionado están presentes en los incendios forestales...

Dr. S.V: Extacto. También las produce el humo del tráfico, las calefacciones, la incineración de residuos, el humo de los cigarrillos y el de las cocinas. 

vft: ¿Cómo podemos frenar los efectos de la polución en la piel?  

Dr. S.V: Es básica la higiene diaria, por la mañana y por la noche. Va a impedir que las micropartículas contaminantes vayan almacenándose en la piel. Vayámos al origen para entender cómo funciona el sistema tegumentario.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Su función principal es la protección frente a microorganismos potencialmente patógenos (bacterias y virus) y la contaminación ambiental, del daño celular de la radiación ultravioleta, frente a traumatismos, ayuda a la regulación de la temperatura corporal, reconoce el dolor avisándonos del peligro y evita que penetren en el organismo sustancias químicas nocivas. 

La piel tiene tres capas: epidermis, dermis y capa subcutánea. La epidermis está formada por células llamadas queratinocitos que forman una barrera hidrolipídica que es la que impide la entrada de los agentes externos. Estos queratinocitos se generan en la capa más profunda de la epidermis (capa basal) y van subiendo a la capa más superficial de la epidermis de forma gradual para que en esta capa haya siempre células jóvenes y resistentes capaces de proteger al organismo de las agresiones externas. Para que la epidermis se mantenga sana hay que cuidarla con higiene, hidratación, nutrición y aplicación de fotoprotectores solares. 

vft: Higiene ¿es necesario algún producto especial para ello?   

Dr. S.V: Para evitar que la piel sufra más, se puede optar por productos “syndet” (sin detergentes sintéticos o jabón), ya que tienen un pH similar al de la piel evitando alterar la barrera hidrolipídica que protege la piel. 

 

 

vft: A veces los operativos pueden durar jornadas enteras, incluso días. Los bomberos forestales no siempre disponen de agua y jabón de forma inmediata. Pero sabemos que la absorción de contaminantes a través de la piel es eminentemente rápida y abundante. Un estudio realizado por científicos de EEUU, Alemania y Dinamarca, publicado en la revista Environmental Health Perspectives, confirmó que algunas sustancias tóxicas traspasan la piel en cantidades similares a las que llegan a través de los pulmones. El mismo estudio determinaba que la ropa limpia de los equipos de protección hacía de barrera frente a los agentes contaminantes. Sin embargo, la ropa sucia, expuesta a los contaminantes del aire, ejerce como un amplificador de su absorción a través de la piel. Por ello, se aconseja la máxima protección (con guantes, máscaras, cubrenucas, etc.) durante las horas de actuación, y la limpieza y ventilación de vehículos, el correcto lavado de la ropa y la descontaminación de la piel son esenciales después de cada operativo.

Las toallitas descontaminantes han provado ser muy efectivas para una limpieza instantánea después de los incendios. Absorben el 99% de los contaminantes depositados en la piel y son una solución esencial antes de acceder al correcto lavado, preferiblemente con un jabón neutro. ¿Qué otras medidas recomendaría a los bomberos forestales?

Dr. S.V: A parte de la higiene, otro punto importante es la hidratación de la piel. Hay que beber agua en abundancia, ya que ayuda a un mejor funcionamiento celular, y usar cremas hidratantes después del lavado (sería aconsejable optar por soluciones con ácido hialurónico y antioxidantes, con resveratrol, vitaminas A, C y E, ácido ferúlico, genisteína, etc). También es recomendable la ingesta de infulsiones détox para una eliminación más efectiva de las toxinas por parte del organismo. 

El uso de protectores solares es fundamental. También durante los operativos de extinción y las quemas, ya que van a estar expuestos tanto a la contaminación como a los rayos ultravioletas, cuya combinación es más nociva para la piel. Su aplicación continuada minimizará estos daños. 

Para compensar el aumento de radicales libres (responsables del envejecimiento de la piel y de una menor regeneración celular), es importante incorporar antioxidantes en la dieta; brócoli, tomate, frutos rojos, legumbres, uvas y frutos secos.

La utilización de purificadores y humidificadores en casa ayudará a disminuir la presencia de contaminantes que inevitablemente se encuentran en el interior de las casas. 

Un tratamiento que puede realizarse para eliminar la contaminación que queda almacenada en la piel es la microdermoabrasión. Permite eliminar las capas más superficiales de la piel sin agredirla gracias a un cabezal con puntas de diamante. Es un proceso indoloro que ayuda a la regeneración celular, a estimular la producción de colágeno y elastina, y a facilitar la penetración en la piel de principios activos como los alfahidroxiácidos, betahidroxiácidos y el ácido retinoico, que se aplican inmediatamente después.