Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar
Tu carrito
Total artículos:
¿Tienes un cupón de descuento?
Pago total
Confirmar pedido
15 días para cambiar o devolver tu compra después de la entrega
Tu transacción es segura. Utilizamos la última tecnología para proteger tu seguridad y mantener tu privacidad.
Iniciar sesión

Cómo evitar una intoxicación por monóxido de carbono en incendio forestal

Vallfirest y Astrea Materials han desarrollado el primer y único filtro para bomberos forestales capaz de bloquear el monóxido de carbono, formaldehído y NOx

Uno de los 5 peores contaminantes que podemos encontrar en un incendio forestal es el Monóxido de Carbono (CO), presente en diferentes momentos de las operaciones de combate, extinción y remate. 

¿Cómo se produce el CO?

El Monóxido de Carbono se produce por la combustión incompleta de madera u otros materiales orgánicos, debido a la falta de aire para arder. Todo combustible necesita de una cantidad determinada de oxígeno para quemarse completamente mediante la reacción química de oxidación que provoca el fuego, y si no ocurre así, se genera este gas incoloro, inodoro, inaudible y muy tóxico. 

 

Foto:  Pixabay – skeeze 

¿Por qué es tóxico el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono tiene mucha más afinidad a la hemoglobina que el oxígeno, reaccionando con esta y formando el Carboxihemoglobina (COHb). Una vez formado el COHb, este ya no puede captar el oxígeno, afectando principalmente a dos de los órganos vitales más importantes, como son el cerebro y el corazón, que requieren grandes cantidades de oxígeno para funcionar correctamente.

¿Qué efectos genera de forma inmediata?

La inhalación de monóxido de carbono provoca graves efectos en la salud de forma casi inmediata. Sus afectaciones varían desde la disminución de la capacidad de trabajo y la pérdida de la percepción visual del entorno, la destreza manual, la conducción y el nivel de atención, leves dolores de cabeza y náuseas (en niveles bajos), dolores de cabeza severos, mareos, pérdida de la percepción del entorno, taquicardias y visión de túnel (en niveles medios), pérdida del conocimiento, convulsiones, fallo cardíaco o la muerte (en niveles altos).


En personas que padecen enfermedades cardíacas preexistentes, la exposición a concentraciones elevadas o el trabajo prolongado cerca de un foco de humo, podría desencadenar una angina de pecho, provocar arritmias o conducir a una insuficiencia cardíaca repentina.


Esta infografía nos da las claves sobre los indicios a tener en cuenta para detectar y evaluar el grado de intoxicación.

 

 

¿Cuánta exposición reciben los bomberos forestales?

La OSHA, agencia americana encargada de legislar a nivel federal en materia de salud y seguridad laboral, establece unos niveles máximos de exposición a contaminantes que no deberían sobrepasarse. En operaciones de extinción de incendios forestales, la exposición a CO y particulados suele superar los valores recomendados. 

El pasado mes de noviembre, el Grupo Nacional de Coordinación de Incendios Forestales, de Estados Unidos, publicó un ensayo que titularon “Guía de manejo de fuego técnico”. Las investigaciones que llevaron a cabo establecen que: "El tiempo hasta que se alcanza un nivel tóxico de COHb puede variar en función de la concentración de CO ambiental, la frecuencia respiratoria del operario (si se está ejerciendo un esfuerzo físico) o la altitud, entre otros factores. Cuanto más duro es el trabajo y mayor la altitud, más rápidamente se producirá la formación de COHb. Si se realiza un trabajo físico de alta intensidad en situaciones de gran densidad de humo, los síntomas de sobreexposición al CO pueden ocurrir después de 15 minutos”.


Además del Monóxido de Carbono, los bomberos forestales también se enfrentan a particulados, formaldehído, acroleína, NOx y SOx, benceno y otros contaminantes. Cabe destacar que, en interfase, los efectos aditivos o sinérgicos de los combustibles vegetales con otras sustancias químicas suponen un riesgo añadido. 

 

Foto: Greenpeace. 

¿De qué forma se puede bloquear el CO?

El monóxido de carbono no es un gas que pueda filtrarse con carbono activado, hay que eliminarlo y para ello se necesita un catalizador, tal y como nos orienta la industria automovilística o la minería.

¿Qué soluciones hay disponibles en el mercado?

Hasta ahora, ningún filtro multigas era capaz de eliminar el CO. Para protegerse de este contaminante, la única solución posible para proteger a los bomberos era el uso de un ERA (Equipo de Respiración Autónoma). Se trata de sistemas de respiración con botellas de aire comprimido no recomendadas para su uso en incendios forestales debido a su tamaño y peso.

 

 

 

Nuevo filtro vft Astrea, el primer y único filtro de reducido tamaño y larga duración, capaz de proteger contra CO, diseñado para su uso en incendio forestal

Astrea Materials y Vallfirest han desarrollado un filtro CO capaz de proteger, con eficacia, a los bomberos forestales en sus labores de prevención y extinción. Se trata del primer y único filtro para monóxido de carbono, formaldehído y otras sustancias tóxicas presentes en incendios forestales. Una formulación de nanopartículas de oro, exclusiva y patentada, resultado de 15 años de investigación y desarrollo. 

Foto: Vallfirest. 

¿Cómo funciona?

El producto está compuesto por un catalizador y un filtro de partículas P3 R adicional. Este catalizador está formado por nanopartículas de oro que tienen la capacidad de eliminar compuestos contaminantes como CO, NOx y formaldehído a temperatura ambiente y en presencia de altos niveles de humedad (> 90% RRHH) sin la necesidad de ninguna etapa desecante, como se requeriría de otro modo con materiales convencionales como la hopcalita. El resultado es un producto que ofrece una eliminación estable de los contaminantes del aire durante largos períodos de tiempo, resolviendo con solvencia la necesidad de protección de quienes trabajan en labores de prevención y extinción de incendios forestales. El cartucho se completa con un filtro de partículas certificado P3 / P100.

Su catalizador nanoestructurado tiene la capacidad de eliminar contaminantes con una eficacia de filtrado del 98%.

¿Cómo se conecta?

Bayoneta para una conexión directa a la máscara de protección Xtreme Mask, garantizando un buen sellado y un uso confortable en incendio, compatible con todo tipo de gafas, protectores auditivos y con la mayoría de cascos disponibles en el mercado. 

 

La media máscara de la Xtreme Mask es de perfil nasal bajo (perfectamente ajustable en rostros caucásicos, asiáticos, afrodescendientes y americanos), y tiene dos válvulas de exhalación (para que el dióxido de carbono salga más rápidamente incrementando el confort respiratorio). El textil de la misma está certificado según la normativa EN 15614:2007, y ofrece una alta protección contra la radiación y las partículas incandescentes. Un conjunto liviano, confortable y protectivo. 

Resultados de las pruebas realizadas en incendio

El filtro CO ha sido testado en situación real. Estos son los datos obtenidos tras numerosas evaluaciones.


En un turno habitual de 6 h:

  • Filtración de CO > 98%
  • Filtración de NOx  >98%
  • Eliminación de formaldehido (el formaldehido se convierte en CO2 y H2O) > 98%
  • Protección adicional frente a VOCs

 

Para más información, no te pierdas este vídeo.

 

Descubre el primer y único filtro de CO para bomberos forestales from vallfirest on Vimeo.